domingo, 20 de noviembre de 2011 | By: Casa de libros perdidos

Todo vale - Juan Ignacio Montiano





TODO VALE, de JUAN IGNACIO MONTIANO
VEN Y TE LO CUENTO EDICIONES

Colección ¿Y si fuera cierto...
Publicación: 2010
Precio: 17,00 €
ISBN: 978-84-937069-2-0
EAN: 9788493706920

SINOPSIS

Una inquietante y acusadora novela que te atrapa desde el comienzo, en la que hay un muerto, un sospechoso y una investigación policial. Y es que un triunfador de la radio, por culpa de uno de los programas que dirige, se ve envuelto en un lío del que es incapaz de salir. Lo que tenía que haber sido una simple broma se convierte en una pesadilla.
La angustiosa situación le llevará a reflexionar severamente sobre su vida, sobre su maravillosa vida de éxito en la que todo vale.

CRÍTICA

¿Y si fuese cierto… que el fin justifica los medios? Ésta es la pregunta que nos lanza Juan Ignacio Montiano, y al fin y al cabo, es lo que hace que podamos presuponer, al leer un par de capítulos, cómo puede acabar esta historia de intriga. Resulta menos impactante, pero no le quita al lector el gusanillo de saber si realmente acaba o no como cabe esperarse.

El protagonista es un famoso presentador de radio que tiene, según él, una vida perfecta: su carrera periodística va viento en popa, no le faltan comodidades, y no necesita amigos ni familiares que le echen una mano, porque nunca se ha visto en aprietos y la vida le sonríe.

Todo esto cambia a raíz de “la prueba de novios”; la bromita que le eleva todas las mañanas la audiencia. Tras esta bromita y el suicidio del pardillo a la que se la gastan, el protagonista se ve inmerso en una red de casualidades que le llevan a enfrentarse a un juicio por causa probable e inducción al suicidio de la víctima de tan pesada broma.

Es una novela donde, leyéndola actualmente, reconocemos demasiado fácilmente ciertos datos en los que se ha basado Montiano, con idea clara de que sepamos quienes son y les pongamos sus caras, sin poner invención ni imaginación alguna por su parte como, por ejemplo, la emisora de radio a la que se refiere, aquí llamada los  “Treinta y cinco principales”. La broma en la que se basa toda la novela no es ninguna originalidad del autor, puesto que cualquiera de nosotros que pongamos la radio la hemos escuchado más de una vez. También son bastante evidentes algunos de los personajes de la historia, un ejemplo que salta a la vista demasiado, aparece en una tertulia: “Ya te he pillao, tú lo que pasa es que eres agósnico. Pero yo no, sabes, que una es muy cristiana, sabes.”; cualquiera que haya escuchado a la “princesa del pueblo”, sabría detectar que ella es el personaje en el que se ha basado, al igual que un cantante al que sólo se ha molestado en cambiarle una letra de su nombre para utilizarlo como referencia, “Belendi”.

Dentro de un par de años esta historia no tendrá el mismo sentido, puesto que utilizar personajes del panorama actual hace que sea una novela limitada en el tiempo. Quizás si la moraleja final de la novela nos hubiera sido contada en otro escenario más atemporal y con personajes menos específicos, podría llegar a un público mayor y ser más inquietante.

RESEÑA REALIZADA POR SARA

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada