lunes, 7 de noviembre de 2011 | By: Casa de libros perdidos

Stephen King, el maestro del terror de los 80 y 90

Cuando hablamos de Stephen King, estamos hablando de uno de los escritores de terror más conocidos de los últimos treinta años. La mayoría de sus novelas han sido pasadas a la gran pantalla, y posee una legión de fans incondicionales en muchos países.

Pero hablar de Stephen King, es hablar del maestro del terror. No un terror clásico, ni de seres asquerosos, etc... King es especialista en un terror psicológico, a veces más creíble, otras menos, pero un terror que te tiene enganchado a la historia hasta el final, y además te tiene pasándolo mal y con angustia en bastantes momentos de la historia que nos cuenta.
 



Si que es verdad que Stephen King parece que tiene dos épocas en su vida literaria. La primera, comprendería las décadas de los 70 y 80, donde escribe, desde mi punto de vista, las mejores obras de su carrera, las más agobiantes, las que dan más miedo tanto por su historia como por sus personajes, como "Carrie", "El resplandor", "Cujo", "La zona muerta" o "Cementerio de animales".

Su segunda etapa, sería la que comprende desde la década de los 90 a la actualidad. En este tramo, King vira su estilo literario, y al terror psicológico le incluye más trama social, haciendo libros que si bien, en algunos casos son muy buenos, en general ya no generan tanta sensación de desasosiego como los más antiguos. Es en esta etapa, cuando King nos brinda la posibilidad de leer "La tienda", "Misery", "Dolores Claiborne" o "Posesión". Pero es también en esta etapa, cuando King nos muestra unas historias a las que confiere un aire "sobrenatural", o incluso "extraterrestre", y ese coqueteo con la ciencia-ficción que no termina de cuajar, como "Tommyknockers".

Sea como fuere, a Stephen King hay que darle las gracias por habernos hecho pasar muy malos momentos leyendo algunos de sus libros. ¿Quién no recuerda a las niñas gemelas de "El resplandor"?, ¿O al Sr. Leblanc, el dueño de "Cosas necesarias" del libro "La tienda"?, ¿O al San Bernardo de la agobiante "Cujo"? Historias con alto contenido psicólogico que captan al lector desde el principio y le hacen partícipe y espectador de una historia que quiere cambiar para que no sea tan cruel y terrorífica, y que termina dejándonos sin respiración.

Siempre se ha dicho que King ha reconocido ser un gran admirador de H.P. Lovecraft, lo cual, en su primeros libros se nota bastante a la hora de conectar las historias de los personajes en el libro, o el uso de pueblos ficticios donde se va a producir la acción. Pero King también es admirador de Poe, e incluso hay que reconocer que se le nota en algunos libros, sobretodo en "El resplandor", ya que Poe era especialista en que un objeto, o una casa, por mísero que pareciera, pudiera provocar el declive hacia la locura en un personaje, o motivarlo para cometer actos atroces, y en "El resplandor", King bebe del estilo de Poe para actualizarlo a nuestra época y dejarnos sin aliento con uno de los mejores libros que ha escrito en toda su carrera, a mi me parecer.

A parte de esto, si hubiera que destacar cinco libros de Stephen King con los que se pudiera garantizar pasar un "mal rato" y que al lector le costara conciliar el sueño, estos podrían ser los siguientes:

"CUJO"... desde su lectura, la raza San Bernardo de perros, se encuentra en mi lista de "no favoritos". De hecho, si veo alguno por la calle, me cruzo de acera...

"CARRIE"... a donde puede llevar el bullying a una chica introvertida. En el gimnasio, yo no me quedo en la ducha por si acaso...

"CEMENTERIO DE ANIMALES"... en fin, adoro a los gatos y a los perros, pero después de leer este libro, a mis mascotas las enterraba a kilómetros de mi casa, y de hecho, reconozco que me da bastante "respeto" entrar en el terreno de una amiga mía, donde tiene enterrados a bastantes de sus antiguas mascotas. Qué miedo...

"IT"... sin palabras, no puedo ni ver a los payasos, sobretodo si se parecen al del MacDonald's, tuve pesadillas durante meses...

"EL RESPLANDOR"... desde que lo leí, eso de ir a casas rurales, o a casas de los abuelos de los amigos en pueblos perdidos, es algo que me tengo que pensar mucho, mucho, mucho... posiblemente, el mejor libro de Stephen King.


Os dejamos su biografía, para que sepais un poco de su vida...

STEPHEN KING

Stephen Edwin King nació en Portland, Maine, en 1947) es un escritor estadounidense conocido por sus novelas de terror. Los libros de King han estado muy a menudo en las listas de superventas. En 2003 recibió el National Book Award por su trayectoria y contribución a las letras americanas, el cual fue otorgado por la National Book Foundation.

King, además, ha escrito obras que no corresponden al género de terror, incluyendo las novelas Different Seasons, El pasillo de la muerte, Los ojos del dragón, Corazones en Atlántida y su autodenominada "magnum opus", La Torre Oscura. Durante un periodo utilizó los seudónimos Richard Bachman y John Swithen.

Padre del escritor Joe Hill y esposo de la escritora y activista Tabitha King.

Stephen King nació en Portland (Maine), fue el segundo hijo de Donald King y Nellie Ruth Pillsbury. Cuando King tenía dos años de edad, su padre abandonó la familia. Su madre lo crio junto a su hermano mayor David por su cuenta, algunas veces bajo grandes problemas financieros. Tras vivir en Fort Wayne (Indiana) y Stratford (Connecticut), la familia se mudó a Durham, pueblo natal de Ruth. King estudió en Durham Elementary School y luego en Lisbon Falls High School.

Cuando era niño, King presenció un espantoso accidente – uno de sus amigos quedó atrapado en unos rieles y fue arrollado por un tren. Aunque este hecho podría haber inspirado las oscuras creaciones de King, el mismo escritor desecha la idea.

King empezó a escribir desde una temprana edad, basándose en películas vistas recientemente e historietas. Mientras estaba en el colegio, comenzó a vender cuentos a sus compañeros, los cuales eran copiados con la misma máquina que su hermano utilizaba para publicar su periódico llamado Dave's Rag. Sin embargo, la actividad no fue bien vista por sus profesores, quienes le obligaron a devolver el dinero ganado. A los trece años de edad aproximadamente, descubrió en la casa de su tía una vieja caja con libros de su padre, la mayoría de terror y ciencia ficción. Desde entonces comenzó a enviar sus trabajos a diferentes revistas, sin recibir una respuesta positiva. Su primer relato publicado fue incluido en la revista Comics Review de Mike Garrett en 1965.

Entre 1966 y 1971, King estudió inglés en la Universidad de Maine, en Orono y escribió una columna titulada "King's Garbage Truck" en la revista de la misma. King conoció a Tabitha Spruce en la biblioteca de la universidad y se casaron en 1971. El escritor tomó trabajos de medio tiempo para poder pagar sus estudios, incluso en una lavandería. Utilizó la experiencia vivida para escribir la historias The Mangler y Carretera maldita.

Después de terminar sus estudios universitarios con una licenciatura en arte en inglés y obtener un certificado para poder enseñar en secundaria, King enseñó inglés en Hampden Academy (Hampden). Durante este periodo, él y su familia vivieron en un remolque. Escribió historias cortas (la mayoría publicadas en revistas para hombres) para poder satisfacer las necesidades de su familia. Durante este período King comenzó a tener problemas de alcoholismo, que mantuvo durante una década.

Durante este periodo, comenzó a escribir un gran número de novelas. Una de sus primeras ideas fue la de una joven con poderes psíquicos. Sin embargo, se sintió desalentado, y la tiró a la basura. Tabitha rescató el trabajo y lo animó a terminarlo. Después de finalizada la novela, la tituló Carrie y la mandó a la compañía editora Doubleday, al pasar el tiempo se olvidó de ella. Más tarde, recibió una oferta de compra por 2.500 dólares de adelanto (no un gran adelanto para una novela, incluso en ese tiempo). Poco tiempo después, el valor de Carrie con los derechos del manuscrito fueron vendidos por 400.000 dólares (200.000 de los cuales recibió el editor). Después del lanzamiento, su madre murió de cáncer uterino, pero logró leer la novela antes de morir.

Después de la publicación de Los Tommyknockers, la familia y amigos de King decidieron ayudarlo con sus vicios, le mostraron su propia basura para que se diera cuenta del nivel de adicción que había alcanzado: latas de cerveza, cigarrillos, cocaína, xanax, valium, nyquil, eran algunas de las cosas que había. Solicitó ayuda y abandonó toda forma de alcohol y drogas a finales de los años 1980.

Los personajes en los libros de King han ido evolucionando al pasar de los años:

    * Sus primeros trabajos (Carrie, El resplandor, La danza de la muerte), mostraban a familias de la clase trabajadora quienes debían luchar contra problemas financieros.

    * A finales de los años 1980, sus trabajos presentaban personas de clase media como profesores o autores.

    * A finales de los años 1990, los personajes eran pilotos de aviones, escritores o de algún otro trabajo parecido.

    * A principios de los años 2000, sus escritos presentaban imágenes muy relacionadas con el accidente de automóvil que sufrió en 1999.

En el verano de 1999, King se encontraba trabajando en el ensayo titulado On Writing: A Memoir of the Craft ("Mientras escribo"). En ese período había terminado la sección de memorias y había abandonado el libro durante dieciocho meses, debido a la inseguridad acerca de cómo proceder o de si iba a molestar a terceros. King relata que fue el primer libro que tuvo que abandonar desde que escribiese The Stand décadas atrás. Habiendo tomado la decisión de continuar con el libro, el 17 de junio, escribió un lista de preguntas que le habían hecho con frecuencia sobre su forma de escribir, al mismo tiempo que otras que le hubiera gustado que le hubieran formulado; el 18 de junio, escribió cuatro páginas de la susodicha sección.

El 19 de junio, a las 4:30 de la tarde aproximadamente, King caminaba por el arcén derecho de la ruta 5 en North Novell. El conductor Bryan Smith, distraído por un rottweiler incontrolado que se movía en la parte trasera de su coche marca Dodge Caravan de 1985, atropelló a King, quien aterrizó en una zanja de unos 4 metros de profundidad desde el pavimento de la carretera de la Ruta 5.

El ayudante del comisario del condado de Oxford, Matt Baker, grabó que los testigos dijeron que el conductor no conducía con exceso de velocidad ni con imprudencia. Baker también informó que King fue atropellado por detrás. En la página web oficial de Stephen King se menciona que esto no es correcto ya que King iba caminando de cara al tráfico.

King estaba lo bastante consciente para dar los números de teléfono de su familia al ayudante del comisario para poder ponerse en contacto con ellos, aunque se encontraba sufriendo un dolor considerable. El escritor fue llevado en primer lugar al Hospital Northern Cumberland, para luego ser trasladado desde allí en helicóptero al Hospital Central de Maine. Sus heridas - el pulmón derecho colapsado, múltiples fracturas en la pierna derecha, laceración del cuero cabelludo y la cadera fracturada - le mantuvieron en el centro médico hasta el 9 de julio, casi tres semanas internado.

Ese mismo año King terminó la mayor parte Buick 8: Un coche perverso (en inglés From a Buick 8), novela en la cual uno de los protagonistas muere en un accidente automovilístico. De las espeluznantes similitudes con su propio accidente, King dice que intentó "darle demasiada importancia al suceso". La novela Misery, escrita en 1987, trata también sobre un escritor que experimenta heridas muy graves debido a un accidente de coche, pero la novela se centra fundamentalmente en la enfermedad mental de una devota seguidora que atiende al escritor. También en la serie para TV Kingdom Hospital, un pintor sufre un accidente exactamente igual al real.

2 comentarios:

Jose Sanchis dijo...

Muy buena reseña, mis felicitaciones.
King es un maestro escribiendo, es verdad que en los últimos tiempos algunas de sus obras (lease algunas y no todas)han pecado de rellena páginas, libros demasiado extensos que contienen paja. pero tiene bastantes libros que son verdaderas maravillas, "It, Misery, La niebla...".
El problema de King, para mi, es que leer varios libros seguidos de él, es cansado, siempre parece que estas con el mismo libro (a excepción de la saga La Torre Oscura), así que trato de no leer dos libros seguidos de este autor.

Jesús dijo...

¡Felicidades por esta entrada! De los cinco libros que mencionas más arriba, sólo he leído "El resplandor", que además es el último que he reseñado. Los demás siguen pendientes de lectura. Algunos de mis títulos favoritos de King: "Misery", "Un saco de huesos", "La larga marcha", "Duma key"...

Publicar un comentario en la entrada