sábado, 12 de noviembre de 2011 | By: Casa de libros perdidos

Nuevas leyendas aragonesas - varios autores



NUEVAS LEYENDAS ARAGONESAS, de ÓSCAR BRIBIÁN, DAVID JASSO, ROBERTO MALO, FERMÍN MORENO, JOSÉ MARÍA TAMPARILLAS, JUAN ÁNGEL LAGUNA EDROSO.
MIRA EDITORES

Zaragoza, 2011
308 págs. 23x15 cm
Colección Sueños de tinta, 13
ISBN 978-84-8465-389-9
PVP 18,00 €

SINOPSIS

No todas las leyendas son conocidas. Muchas yacen escondidas en las almas de los temerosos, otras nunca han sido contadas por respeto ancestral, y algunas están por suceder.

Ahora tenemos la ocasión de descubrir seis leyendas que han permanecido ocultas hasta la actualidad. De adentrarnos en temores primigenios, historias encubiertas, amores inadecuados, ramalazos de violencia, temores, anhelos y odio.

Seis autores aragoneses (Óscar Bribián, David Jasso, Roberto Malo, Fermín Moreno, José María Tamparillas y Juan Ángel Laguna Edroso) descubren leyendas que nunca antes habían sido reveladas. Y todas ellas con un denominador común: transcurren en nuestra tierra aragonesa, en los más insospechados rincones de nuestra geografía, desde la calle Alfonso de Zaragoza, hasta un perdido pueblecito de Teruel, desde los Pirineos hasta las plazoletas de Huesca...

Y cada autor dota a su leyenda de su propia impronta personal, hay tragedias, historias de violencia, cantos a la esperanza, relatos aterradores o cuentos humorísticos...

Pero lo más importante de esta antología es que en lo más recóndito de nuestros corazones sabemos que todas esas leyendas son ciertas (¿qué delgada línea separa la fábula, el mito, de lo que entendemos como realidad?), y que la magia de la literatura propiciará que a partir de ahora formen parte del acervo legendario de Aragón.

Descubre tus propias leyendas.

CRÍTICA

¡Saludos, weber@s!

Inmersos como estamos en plena semana literaria del terror, y con los sentimientos “halloweenianos” rondando todavía en nuestras retorcidas mentes, qué mejor bebedizo para no perder estos mágicos efluvios que una antología de leyendas como esta, elaborada por semejante elenco “monstruoso” de escritores aragoneses.

Dicen que toda leyenda no es propiedad intelectual de nadie, que no tiene ninguna clase de copyright, pues las leyendas mismas surgen de historias del pueblo, transformadas y contadas a la manera de cada uno, pero partiendo siempre de una base original que puede ser (o no) verídica.
 
Partiendo de esta premisa, los seis autores que han elaborado este novedoso trabajo han escogido una leyenda aragonesa especial y/o significativa para ellos y la han reinventado, la han hecho suya dándole algún giro novedoso, con su propio estilo y su propio juego.

El resultado es verdaderamente interesante; en algunos casos, genial, pero todos ellos muy recomendables.

“La Leyenda de Escriche”, de Óscar Bribián.

Cuenta la leyenda original que un soldado llegó al Reino de Aragón para dar caza a una extraña criatura que mataba al ganado y atemorizaba a todos los habitantes de este territorio. Para ello, se valió de la ayuda de un sencillo espejo y de una espada. 
 
Cuando el soldado se topó con tan legendaria fiera, lo primero que hizo fue mostrarle el espejo para que la bestia se reflejara en él, y ésta, que nunca antes había contemplado su horrible fealdad, quedó tan boquiabierta y paralizada, que el soldado aprovechó entonces para clavarle su espada y acabar con ella.

Tal hazaña sirvió para que el Rey recompensara al soldado adjudicándole todas las tierras que pudiera recorrer a lomos de su caballo en un solo día, naciendo así la Baronía de Escriche.

La historia de este valiente e ingenioso personaje y de la bestia de Escriche ha servido de punto de partida a Óscar Bribián para elaborar un relato cuidado, tenso, repleto de acción y muy bien ambientado en plena guerra civil española, justo cuando el ejército republicano iba conquistando poco a poco los pueblos de esta montañosa y peculiar comarca turolense.
 
Esta vez, el protagonista no es un soldado del medievo, sino del siglo veinte, y su particular cacería de la bestia comenzará cuando empiecen a sucederse las carnicerías del monstruo con sus propios compañeros de destacamento.

En este meritorio relato de Bribián, el autor más joven de esta antología (de mi quinta, por cierto), se ha notado su dominio y conocimiento tanto de los escenarios como de los hechos históricos en la que se encuentra inmersa la historia.
 
Además, los amantes del buen cine de terror de ciencia-ficción deben saber que el realismo y la tensión que imprime el autor en cada matanza de la bestia parecen sacados de algunas escenas de filmes clásicos como “Depredador” o “La Cosa”, así que no esperen demasiado para tener este relato completo ante sus ojos.

“Hijos del Hielo”, de David Jasso.

El “maestro” aragonés del terror y el suspense, David Jasso, vuelve a sorprendernos en un nuevo escenario y con el amor, la venganza y la muerte trágica como protagonistas.

Una supuesta experiencia paranormal vivida por el propio autor en el neverón de la Culroya de Fuendetodos (Zaragoza), creó la chispa de la que nació este relato costumbrista de principios del siglo pasado que sirve como origen de la leyenda sobre fantasmas que nos presenta al final.

Como no podía ser de otra forma, Jasso se recrea en lo mejor que sabe hacer, jugando con nuestro miedo a la oscuridad y a las sombras, mostrando la angustia cuando el peligro y la muerte acechan sobre sus personajes más débiles e indefensos, pero siempre tocando la tecla justa para que su historia no deje a nadie imperturbado.

Por cierto, quien no sepa qué es un neverón, que se imagine ahora mismo un pozo (oscuro, profundo y tenebroso) excavado en la tierra y cubierto de muros de piedra y un techo, con una o varias aberturas para la introducción de la nieve (gélida y viscosa) que posteriormente generará el hielo (resbaladizo, frío y mortal) que se conservará en su fondo.

Si después de leer esta nueva leyenda y la posterior nota del autor, tenéis ganas de visitar el neverón de la Culroya (rehabilitado y abierto al público), llamadme, por favor.
Pero no me dejéis ir hasta allí solo.

“El Rayo Rojo”, de Roberto Malo.

Dice el autor de este relato que en su adolescencia “mañica” no se hablaban de demonios, fantasmas, brujas, o duendes, pero sí de ovnis, extraterrestres y abduciones.
Por ello, e inspirándose en un sueño propio en el que él mismo era abducido (“quién sabe dónde”), Malo ha creado esta nueva leyenda que rompe bastante con la seriedad del resto de historias del libro, dándole ese toque cómico, en ocasiones casi hilarante, que le confiere una extraordinario dinamismo y, sobretodo, originalidad.

Por cierto, ser abducido por un rayo rojo en la Plaza del Torico de Teruel (que “existe”, quizá como los ovnis) tiene su morbo, al igual que quedarse “embarazado” de una alienígena para después… Ey, ¿a qué esperáis para ser también abducidos?

“Señor del Moncayo”, de Fermín Moreno.

Basándose en los cuentos y leyendas del Moncayo que escuchaba en su niñez, Fermín Moreno nos transporta a unos escenarios futuros casi apocalípticos en los que leyendas y tradiciones pasadas se confunden y tergiversan, originando historias diferentes que acaban entremezclándose gracias a un personaje común, “el Señor del Moncayo”.

De Zaragoza a Tarazona, conoceremos desde a un fracasado y melancólico cuentacuentos, a un surrealista circo de “freaks”, pasando por un par de brujas centenarias de Trasmoz y llegando a la nueva leyenda de un cipotegato salvaje, perdido en las agrestes y legendarias cumbres del Moncayo.

Nunca se le daría a nadie tan bien fusionar tradiciones y leyendas moncaínas con historias tan dispares e imaginativas, y para eso, el autor cuenta con sobrada experiencia y talento. Y también con su “Señor del Moncayo” concluyente, tan novedoso e inesperado como mágico e inmortal.

“Los signos de Caín”, de José María Tamparillas.

A menudo, cuando vemos las ruinas de algún pueblo abandonado de Aragón, nos preguntamos; “¿Por qué?”. ¿Qué hizo a los antiguos moradores de esas viviendas hundidas, ajadas por el abandono, el tiempo y la soledad, dejar atrás toda una vida de sacrificios?

Tamparillas, en su afán por obtener respuesta a esta pregunta, busca más allá de lo terrenal, del hambre y la necesidad, y apunta hacia lo legendario, casi a lo “divino”, presentándonos una historia donde los espíritus más incorruptibles de un pueblo del Maestrazgo (hasta tres leyendas de este libro ocurren allí) acaban degradándose de tal forma, cuando observan ante sus ojos los pecados cometidos y el destino irremediable que les espera, que no pueden hacer finalmente otra cosa que huir.
 
La responsable de semejante contrición humana es una enorme piedra que surge de forma espontánea en medio de la plaza del pueblo, y en la que cada uno de sus habitantes, lejos de obtener respuestas a este insólito fenómeno, verá reflejados sus errores pasados, sus temores y el futuro incierto que se cierne sobre ellos.

Si no fuera por el intento exacerbado del autor de “embellecer” su nueva leyenda con descripciones demasiado largas, metafóricas e introspectivas que hacen más “farragosa” su lectura, el resultado final del mismo dejaría más y mejor poso en el lector.

“Tierra de Brujas y Endemoniados”, de Juan Ángel Laguna Edroso.

Laguna Edroso, aprovechando las leyendas pirenaicas de las “bruixas” y los “endemoniaus”, y sus propios recuerdos de la niñez, ha elaborado una nueva leyenda contemporánea de estos mitos, donde encontramos a un hombre viudo que retorna a sus raíces acompañado de sus hijos pequeños, y a una joven bruja moderna que enseguida le echa el ojo al forastero para hechizarlo y manipularlo a su antojo. La tercera fuerza en discordia será la formada por unos “aparecidos” que regresarán del otro mundo para proteger a su antigua familia.
 
El lector se dará cuenta enseguida de que “Tierra de Brujas y Endemoniados” es una de las mejores historias de este libro, por lo rápido que lo atrapa, seduce y entretiene hasta el clímax final. Sin duda, un buen colofón para esta antología de nuevas leyendas aragonesas cuyos autores ya podrían ir barajando la posibilidad de publicar más y mejores entregas.

Será por leyendas aragonesas…

RESEÑA REALIZADA POR DAVID R. G.

5 comentarios:

Key dijo...

Gracias a tu crítica me han entrado ganas de comprar el libro y eso que yo no soy de leer libros de leyendas :D
Un saludo

Oscar Bribian dijo...

Muchas gracias por la reseña, David. Me alegra que te gustase el libro.

DAVID ROZAS GENZOR ... Escritor dijo...

Estoy esperando una nueva entrega... ¿Será para el año que viene?

Fermín dijo...

Todo puede ser... Quién sabe...

Fermín dijo...

Y muchas gracias por la reseña, David.

Publicar un comentario en la entrada