domingo, 16 de octubre de 2011 | By: Casa de libros perdidos

Los secretos del club Lázaro - Tony Pollard




LOS SECRETOS DEL CLUB LÁZARO, de TONY POLLARD
LA FACTORIA DE IDEAS
15.0x23.0cm.
Nº de páginas: 384 págs.
Editorial: LA FACTORIA DE IDEAS
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498005981
Año edición: 2010
Plaza de edición: MADRID

SINOPSIS

Cruentos asesinatos. Magníficos avances tecnológicos... Tony Pollard ha encerrado en este libro lo mejor y lo peor de la ciudad de Londres en la época victoriana.
Londres, 1857. Unos cadáveres terriblemente mutilados aparecen en el río Támesis. La policía, desconcertada, solicita la ayuda del cirujano George Phillips, pero este no tardará en convertirse en su principal sospechoso. Mientras tanto, una sociedad secreta se reúne. En ella se dan cita algunas de las mentes más brillantes de la época (Isambard Kingdom Brunel, Charles Babbage, Charles Darwin…), genios que desean hacer uso de sus descubrimientos para cambiar el mundo. Pero hay quienes se valen de esa sociedad secreta para sus propios fines. La vida y la reputación del doctor Phillips penden de un hilo, por lo que tendrá que desenmascarar a los conspiradores antes de que estos desaten su increíble poder sobre el mundo...
«La trama está magníficamente estructurada en torno a las grandes mentes del momento, sus espectaculares logros tecnológicos y el complejo tejido sociopolítico de la época victoriana» Times Leader
«Los grandes personajes ingleses del siglo XIX han embelesado amás de un escritor en estos últimos años: Dan Simmons, Matthew Pearl y Tony Pollard han sucumbido ante el magnetismo de los diversos iconos victorianos» Library Journal
«Una novela de sombrío suspense con más cadáveres que ‘Sweeney Todd’» —Harper’s Bazaar
«El libro de Pollard mantiene la emoción a través de los misterios ocultos en astilleros, almacenes y cementerios, haciendo lo que deberían hacer todos los thrillers: entretener al lector jugando hábilmente con su curiosidad»Independent

CRÍTICA

                La historia de la Factoría de Ideas es algo a tener en cuenta.  Desde que se creó a principios de la década de los noventa, hasta hace pocos años, era una de las grandes editoriales de rol de España. Estaban muy especializados en el gran éxito internacional conocido como Mundo de Tinieblas pero que no se centró sólo en ello. También nos trajo grandes ambientaciones como La Leyenda de los Cinco Anillos, Fading Suns, La Llamada de Cthulu, Rolemaster, GURPS, etc. Todos ellos grandísimos Juegos de Rol a los que muchos de nosotros hemos jugado y que siempre tendrán un lugar destacado en nuestras estanterías.
También hay que añadir que como suele pasar con toda gran empresa, generó cierta controversia y polémica. La edición de algunos de estos libros, la traducción de los mismos, el precio, no era plato del gusto de todos. Como suele pasar en este país, nos gusta exigir mucho y pagar poco. Ojo, no digo que el cliente no tuviera razón en algunos casos, pero en otros era protestar por protestar. Porque nos gusta quejarnos.
Sin embargo, como ya he mencionado, su gran apuesta era el mundo de White Wolf, al que por cierto, siempre le tuve mucha manía. Con la debacle y fin de la metatrama de este universo de juego, unido al descenso de ventas de los juegos de rol, la empresa decide dar un cambio de rumbo a su plan editorial y a partir de ahí se centra en la edición de novelas. Y decide hacerlo librándose de su polémico pasado e intentando publicar lo mejor que se encuentra en el mundo editorial internacional y hacerlo con la mejor calidad posible, tanto de traducción como de edición. Además intenta mantener contacto con los fans, sobre todo a través de internet y páginas web, escuchando sus sugerencias y quejas, así como sus críticas.
En principio se centra en lo que los directivos más conocen y es el mundo de la fantasía, la ciencia ficción y el terror. Así tenemos desde libros de escritores como Clive Barker hasta Steven Eriksson, pasando por Jack McDevitt u Orson Scott Card, siempre apostando por autores consagrados y algunos que están despuntando. Pero se conoce que se les queda pequeño y deciden ampliar su horizonte de miras y se lanzan a la publicación de best-sellers, novelas románticas, libros de intriga y misterio y fantasía urbana. Dentro de poco no les van a quedar géneros a los que dedicarse.  
Y es dentro del género de la intriga y el misterio donde tenemos que ubicar la novela de Los Secretos del Club Lázaro. En ella Tony Pollard nos relata la historia de George Phillips, un importante cirujano del Londres victoriano al que la Policía recurre para intentar resolver  unos cruentos asesinatos. Además, este doctor traba amistad con una de las mentes más preclaras de la época, Isambard Kingdom Brunel el célebre ingeniero que construyó algunas de las más faraónicas obras del siglo XIX, quien le invita a formar parte de un club secreto (el que da nombre a la novela) donde se juntan grandes científicos para debatir sobre el progreso y la tecnología. Pero pronto las cosas se tuercen, cuando el doctor acaba siendo sospechoso de esos mismos asesinatos que intenta resolver y observa a su vez que no todo lo que reluce es oro en el Club Lázaro. A partir de ese momento deberá luchar por su vida e integridad a la vez que intenta librarse de la acusación de asesinato.
Si juntamos en un mismo relato a personajes históricos famosos como Brunel, Charles Babbage (inventor de la máquina diferencial), Darwin o Florence Nightingale, con el neblinoso Londres del XIX, añadido de unos cuantos crímenes, un poco de acción y misterio, un muy leve toque steampunk y unas pinceladas de gótico victoriano, parece que tenemos todos los ingredientes para un cóctel de gran éxito y todo un súper ventas. Lo de las súper ventas no lo sé, pero desde luego como éxito… no cumple del todo. Pero vamos con los puntos positivos.
El autor nos presenta una novela con una ambientación muy cuidada, donde la investigación histórica es palpable desde el primer momento. Todas las descripciones son muy exactas y precisas y enseguida se ve uno transportado al Londres victoriano. La sensación de estar en una urbe masificada, con altos niveles de contaminación y con grandes diferencias sociales es casi palpable y prácticamente es como retroceder con una máquina del tiempo. Te hace viajar inmediatamente a esa época y lugar y casi puedes notar hasta los efluvios del Támesis o las marcas en la madera de una mesa de operaciones. Desde luego es el principal punto fuerte del libro y se nota que Pollard se ha “empollado” el siglo XIX antes de reflejarlo en su escrito. Además abundan las ilustraciones al principio de cada capítulo y nos ayudan a vivir mejor la ambientación.
El estilo es claro y directo  y para ser una primera novela es muy bueno, con los momentos justos de descripciones ambientales combinados con maestría con unos diálogos muy acertados y bien construidos. El avance en la trama es exponencial y empieza con una presentación de la trama de los asesinatos. De ahí parece cambiar de rumbo comenzando a relatar en primera persona las experiencias del protagonista y ya nos sumerge en la ambientación victoriana. La verdad es que los primeros capítulos son una delicia en la que parecen transcurrir pocas cosas y parece que en vez de una novela de intriga nos encontremos ante un drama de época. Poco a poco el guión va enganchando y cuando te quieres dar cuenta vas como una locomotora de vapor a todo trapo devorando página tras página. Casi sin notarlo ya se han presentado todas las subtramas que el autor nos quiere relatar y vas desbocado ansiando averiguar más y poder llegar al final del libro para resolver todos sus misterios.
Sin embargo ahí es donde descarrila. Hacia la mitad del relato prácticamente el mismo autor ya te ha desvelado todas las respuestas y el ritmo decae. Aunque la ambientación sigue siendo soberbia, mi interés disminuyó rápidamente. Todas las soluciones están prácticamente desveladas y el autor, para mí, falla en mantener la tensión. No sé si es cosa de ser autor novel o lo hace a propósito pero la verdad es que aguó un poco mis expectativas. Esperaba que se mantuviera toda la tensión hasta un final explosivo e inesperado que me dejara con la boca abierta. Pero no es así y estropea un conjunto que, en general, es bueno como novela de época. Es casi como si nos disfrazaran una novela histórica de novela de misterio (como en El Nombre de la Rosa) pero a mitad de relato se perdiera el interés en el misterio.
A todo aquel que le guste la novela de ambientación victoriana le gustará este libro y disfrutará mucho de sus precisas descripciones, su magnífica ambientación y sus personajes tan bien construidos. Pero quien espere una gran novela de misterio creo que quedará un poco decepcionado.
Mi nota: un 6. Para los fans de la Reina Victoria.
Lo mejor. La ambientación. Una maravilla. Desde los húmedos puertos de Londres, las ruidosas estaciones de ferrocarril, los asépticos hospitales hasta los clubes de caballeros, la miseria de los trabajadores, los tétricos cementerios, todo genialmente descrito y ambientado. Además tiene muchos guiños a los fans del gótico como los ladrones de cadáveres, los toques a lo Frankenstein en el viejo molino y un leve aroma steampunk en la descripción de la maquinaria.
Lo peor. La falta de tensión en la trama hacia la mitad del libro.

 RESEÑA REALIZADA POR CARLOS

5 comentarios:

Beleth dijo...

Tenía bastantes ganas de leer este libro pero eso de que la intriga se esfume bastante antes del final no me convence nada de nada. A pesar de que ese tipo de ambientaciones me gustan, creo que tardaré bastante en hacerme con él.

Richard Decker dijo...

Me lo compraré en cuanto tenga tiempo de ir a comprarlo. Se sabe el precio?

Casa de libros perdidos dijo...

Hola Richard! EL precio del libro es de 19,95 euros!! Espero que te guste!! Un saludo!!

Carlos dijo...

Hola Beleth!

Ya te digo que al menos esa fue mi impresión. Hacia la mitad parece que quedan pocos secretos por descubrir y para mi perdió cierto interés, pero puede que sea cosa mía. Desde luego para gustos, los colores, y aunque para mi falle en eso, la ambientación es soberbia y excepcional.

Kayenna dijo...

Me llamó la atención en su día, pero leí varias reseñas como la tuya y desestimé su lectura. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada