martes, 17 de mayo de 2011 | By: Casa de libros perdidos

"Las amapolas del olvido", una lección de cariño

En determinadas ocasiones, necesitamos que las editoriales saquen libros como "Las amapolas del olvido", para que recordemos que a nuestro alrededor, hay personas que no tienen la suerte de poder vivir su vida plenamente.

En este libro, la periodista Andrea Gillies nos cuenta, en primera persona, el extraordinario amor y dedicación de ella hacia su suegra cuando le diagnosticaron Alzhéimer. Nos cuenta sus quehaceres diarios con ella, su día a día, para que comprendamos este tipo de dolencia y sobre todo, aprendamos a querer y respetar a quienes, por desgracia, lo padecen. Toda una lección de cariño, respeto y humanidad.




LAS AMAPOLAS DEL OLVIDO, de ANDREA GILLIES
TEMAS DE HOY

Fecha de publicación: 24/05/2011
384 páginas
ISBN: 978-84-8460-979-7
Código: 10002344
Formato: 15,5 x 23,5 cm.
Encuadernación: Rústica con solapas
Colección: En primera persona
Traductor: Atalaire

SINOPSIS

Andrea Gillies es una periodista británica que decidió dejarlo todo para dedicarse a cuidar a su suegra, Nancy, con principios de alzhéimer, en una vieja casa en el norte de Escocia.

Las amapolas del olvido es el relato estremecedor, enternecedor, maravillosamente bien narrado, de su experiencia como cuidadora, como persona que se dedica íntegramente al bienestar de otro y a intentar ayudarle a vivir y a morir. La historia de Andrea y Nancy y su día a día (unas veces cómico, otras trágico) compone un extraordinario diario novelado que incluye reflexiones sobre el ser, la falta de pasado o el funcionamiento de la mente y alberga toda una lección de humanidad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha gustado mucho este libro, creo que da una explicación profunda de como se desarrollo la enfermedad de alzheimer en su suegra y como ella la vivió al principio con mucha paciencia y comprensión hasta que llegó al agotamiento. Además se documento mucho sobre la enfermedad y lo ha sabido transmitir de una manera comprensible. Lo único que al leer el libro si eres un poco hipocondriaco te parece que cualquier olvido es un sintoma de la enfermedad.

Casa de libros perdidos dijo...

La verdad es que tienes razón, lo estuve hojeando cuando salió y el libro hablaba con todo el respeto y el cariño posibles hacia una enfermedad muy difícil de llevar por las personas cercanas al enfermo. Es un libro a tener en cuenta...

Publicar un comentario en la entrada