Causas de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial está considerada como el encuentro bélico más sangriento de toda la historia. Además, tuvo una duración de 6 años. Específicamente, del año 1939 al año 1945. También, su motivo principal fue la repartición territorial.

Consecuencias de la Primera Guerra Mundial

Está comprobado que el inicio de la Segunda Guerra Mundial guarda relación con lo ocurrido durante la primera. En la Primera Guerra Mundial, las potencias resultaron severamente afectadas y quedaron con la necesidad de revindicar su economía y recuperarse de la perdida de territorios.

Sin embargo, luego de acuerdo de paz que fue firmado en el año 1918 se dio fin a dicha guerra. No obstante, Alemania y sus aliados fueron quienes salieron afectados. Particularmente, Alemania perdió gran parte de su territorio y la guerra afectó notablemente su economía.

Crisis económica mundial

En el año 1929 se vivía una grave crisis económica. Es por ello, que los líderes militares alemanes, polacos e italianos decidieron recuperar las riquezas perdidas. Por consiguiente, Hitler se encargó de preparar a sus tropas para la guerra. Por otro lado, Japón se encargó de atacar a  China e Italia a Etiopía.

Finalmente, la Segunda Guerra Mundial tuvo inicio en el año 1939 cuando las tropas de Hitler invadieron Polonia.

Causas de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial no tiene una única causa, al contrario, es una mezcla de ella. Principalmente, los motivos fueron económicos, políticos y sociales.

Se conoce, que al finalizar la Primera Guerra Mundial se firmó un tratado de paz. Dicho tratado, lleva por nombre “Tratado de Versalles”. Sin embargo, en el tratado salen severamente afectadas algunas naciones, especialmente Alemania.

Por consiguiente, se enfrentan durante esta guerra tres ideologías contrarias, las cuales son el comunismo soviético, el liberalismo democrático y el nazi-facismo.

También, existían marcados problemas étnicos. Especialmente, el sentimiento de superioridad de la raza alemana impulsado por Hitler. Por consiguiente, esto generó una marcada división tanto en el pueblo como en el desarrollo económico alemán.

Por esto, se puede considerar que las causas de la Segunda Guerra Mundial están altamente estrechas con lo resultante durante la primera.

Presencia de Estados Unidos

Estados Unidos no se incluyó en la guerra sino hasta dos años después, específicamente en el año 1941. Esto, generó que tuviera ventaja sobre las demás tropas.

Principalmente, Estados Unidos se encargaba de proveer armas de fuego, buques de guerra, aviones de combate, entre otros recursos. También, fue protagonista de las derrotas a las potencias de Europa, África del Norte y el Pacífico.

Básicamente, Estados Unidos se incluye a la guerra para intentar luchar contra la tiranía, ya que, cabe acotar, que en ese momento se estaba atravesando por el holocausto.

Estados Unidos decide incluirse rotundamente a la guerra cuando los japoneses deciden bombardear Hawaii.

En el año 1945, específicamente el 7 de mayo de 1945, Alemania debe rendirse. Esto, se debió a que las tropas de la Unión Soviética se encontraban posicionadas alrededor de Berlín. Además, Japón se debió retirar cuando ocurrieron las caídas de las bombas atómicas en Hiroshima de parte de Estados Unidos.

Está considerado que la fecha del fin de la Segunda Guerra Mundial fue el 2 de septiembre del año 1945.

Grandes tenores de la historia

Se debe tener una voz muy particular para poder dedicarse a la opera de esta manera. Es un talento único con el que solo unos pocos nacen.  Ha habido décadas buenas y décadas malas para quienes admiran este género musical, pero afortunadamente la década pasada le dio al mundo algunos de los mejores tenores de toda historia. Su música e interpretaciones son recordadas y admiradas.

Enrico Caruso

Nació en Italia en 1873 y murió en 1921. Enrico Caruso al principio trató de tener éxito en algunos otros géneros musicales, pero fue gracias a la opera que su nombre se dió a conocer y marcó un precedente en la historia. Considerado el tenor más famoso de la opera de toda la historia de este género musical, esto gracias a su potente voz que maravillo a todos los que tuvieron la oportunidad de vivir en su época.

Luciano Pavarotti

Nació en Italia 1935 y murió en 2007. Luciano Pavarotti, quien con su voz tan extraordinaria logró cautivar a millones de personas, llegando a ser considerado el mejor cantautor de ópera y soprano contemporáneo. Se puede considerar el sucesor de Caruso, solo que con su gran carisma y filantropía hizo que las personas no lo olvidaran fácilmente, y que al nombrar opera todos lo asocien a su nombre.

Beniamino Gigli

Nació en Italia 1890 y murió en 1957. Quizás no tan reconocido como los anteriores pero sin duda uno de los mejores del principio del siglo XX. Su maravillosa voz le dio fama rápidamente y su arte llegó al oído de todos los amantes de la ópera, convirtiéndose en uno de los favoritos de Metropolitan Opera de Nueva York.

Plácido Domingo

Nació en España en 1941 y es uno de los tenores más importantes de la historia, aún con vida, tuvo una carrera maravillosa luego de formar parte del impresionante trío con Luciano Pavarotti y José Carreras. Su voz y su gran carisma han conquistado al público durante muchos años, logrando desempeñarse como director general de la Ópera Nacional de Washington.